miércoles, 20 de octubre de 2010

El Incidente: La alergia máxina al polen.

El Incidente (The Happening) es otro aborto otra película del director M. Night Shyamalan (M de Malo), cuyo único mérito reseñable fue El Sexto Sentido y cuyas películas posteriores van confirmando que fue flor de un día. Shyamalan es conocido por hacer películas con un giro final, como demostró en El Sexto Sentido (Bruce Willis estaba muerto desde el principio), El Protegido (el malo era Samuel L. Jackson), El Bosque (estaban en la actualidad), pero cuyos argumentos requieren generalmente que el espectador tenga el cociente intelectual de una bacteria intestinal para que éste, al salir de la sala del cine, no piense en lobotomizarse para olvidar las dos últimas dos horas.
Grupo de espectadores, después de haber visto esta película
En el Incidente, Mark Wahlberg es Elliot Moore. Resulta que un día la gente le da por empezar a suicidarse espontáneamente y en masa, cual si fueran lemmings. La película empieza espectacularmente cuando un grupo de obreros de la construcción se dejan caer desde la azotea de un edificio para hacerse pisto contra el asfalto. ¿Terroristas? ¿Extraterrestres? No se sabe. La cosa es que el suceso se repite en distintas partes de Norteamérica y la gente palma que da gusto. Elliot corre de un lado para otro con un grupo de supervivientes tratando de huir de lo inevitable. Como mandan los cánones, los secundarios van cayendo, mientras que los protas se van salvando a lo justo.
¿Qué causa que la gente se vaya suicidando como sectarios un fin de año? Pues, para gran bochorno del que suscribe, son las plantas, que por arte de birlibirloque, ya sea un cedro rojo, un alcornoque canadiense o un cardo borriquero, han comenzado a lanzar al aire una toxina que hace que la gente se vuelva gilipollas. Momento de clavarse alfileres en los ojos. Las plantas parecen atacar a grupos grandes de personas, para hacer más puntos imagino. Pero luego se centran en grupos más pequeños e incluso individuos sueltos. Cuando la cosa ya parece apunto de fastidiarse del todo, se acaba. Sin más. El Incidente ha pasado. Qué alivio, muchachos. Cojamos unas hachas y hagamos astillas esos bosques genocidas.
Mark Wahlberg después de que le ofreciesen hacer el Incidente 2: El ataque de los Fruittis
Al final de la película, los supervivientes viven felices y contentos. Última escena para París, donde la gente se queda parada al mismo tiempo, afectados de nuevo por el ataque de las plantas. El hombre está agrediendo a la naturaleza y esa es la manera de ésta de defenderse. Mensaje pseudoecologista para rematar la faena.
La película fue nominada a Peor Película, Peor Director, Peor Actor (Wahlberg) y Peor Guión en los Razzies. Shyamalan dijo que estaban contentos de hacer una buena película de serie B. Sinceramente, si quieren ver una película de serie B de plantas atacando a personas, vean El Ataque de los Tomates Asesinos, que es igual de mala, más divertida y diez veces menos pretenciosa.

El Incidente en Film Affinity.
El Incidente en IMDb.
El Incidente en Rotten Tomatoes.

1 comentario:

neovallense dijo...

Pues a mí esta película me ENCANTÓ, como también me gustan "El protegido", o "El bosque", que son otras dos grandísimas películas. La que menos me convenció fue "Señales", ese final del agua me resultó facilón, aunque tiene detalles de gran calidad.

Total, para gustos, colores.

Publicar un comentario