miércoles, 12 de enero de 2011

Las Crónicas de Narnia: La Travesía del Viajero del Alba: Aslam es Jesucristo y Eustace es el dragón

(Nota: Hoy es Neovallense quien envía su spoiler, movido por la mala sangre que le ha provocado ver este churro. El amigo Neovallense ha decidido desquitarse destripándola para que ustedes, bienamados lectores, puedan estar prevenidos, y que la advertencia dure para las generaciones futuras. Todo este altruista trabajo (el de ayudarles a ustedes y evitar que Neovallense tenga que ir a un psicólogo) lo hacemos gratis en Spoilerblog, oiga.)
¡¡Hakuna Matataaaa...!!
Invitado por (mirad en los comentarios para comprobar que no miento) Carlos, he decidido destripar la que es la tercera entrega de la saga de "Las Crónicas de Narnia", franquicia que adapta la obra de un amigo de Tolkien, que después de la guerra se metió a predicar las bondades del cristianismo a través de su obra alegórica.

¿Habéis visto alguna de las dos películas anteriores? Pues ésta es igual de sosa, pero con otro director, Michael Apted. Su mayor logro es que “Las Crónicas de Narnia: La Travesía del Viajero del Alba” no se parece tanto a “El Señor de los Anillos” ni a “Harry Potter”. Otro detalle positivo (además de que los efectos especiales son buenos) es Eustace, que si bien tiene una cara de sieso que tira para atrás acaba por caer hasta simpático, él y la rata Reepicheep son los que dan más salsilla a la historia, pero sin pasarse.

¡Huid, insensatos!
En esta ocasión casi no aparecen los hermanos mayores (es una pena, porque Anna Popplewell no está nada mal), sino que son los dos pequeñajos Edmund y Lucy Pevensie quienes llevan el peso de la acción  (bueno, hay que decir que Lucy ya no es tan pequeñaja, puesto que ya empieza a sentir picor en una parte de su anatomía). Éstos se ven transportados a Narnia con su amadísimo primo Eustace mientras discuten con el mismo por la existencia de dicho mundo, y he aquí que Eustaquio (es el nombre del primo traducido) lo flipa en colores cuando ve cómo de un cuadro comienza a salir agua a borbotones y llena toda la habitación; cuando suben en busca de aire resulta que están en mitad de un ignoto mar, y allí son recogidos por el bueno del rey Caspian. En el barquillo Caspian les informan que van en busca de los siete lores, que a su vez fueron en busca de siete espadas. Para encontrar a dichos lores primero se enfrentarán a unos piratas, luego pedirán consejo a un mago que vive en una mansión invisible, y en cuyo jardín tiene enanos con muy mala leche y un sólo pie; combatirán a un dragón que resulta que es Eustace maldecido al intentar llenarse los bolsillos con un tesoro de uno de dichos seres mitológicos; Edmund volver a ser tentado por la Bruja Blanca, que apenas aparece nada pero sin embargo está en el cartel de la peli; Lucy querrá ser igual de guapa que su hermana Susan, pero Aslam le mostrar una visión que la hará reflexionar y arrepentirse de sus pecados; Caspian y Edmund casi llegarán a las manos por culpa de un charco de agua que convierte en oro todo lo que moja; se topan con una estrella que resulta ser una moza y que todos admiran su belleza pero que no es pa tanto, la verdad; se enfrentan a un bicho marino muy feo porque Edmund (como ya hizo uno de los personajes de “Los cazafantasmas”) piensa en tal ser; y Aslam, como siempre, aparece al final y les dice a Edmund y Lucy que no van a volver a Narnia, pero que no se preocupen porque también está en su mundo pero tiene otro nombre y otro aspecto (o sea, ¡que es Jesucristo!), y a Eustaquio sin embargo le informa que volverá; mientras que Reepicheep decide irse al mundo de Aslam, o sea, que decide palmarla. También es importante señalar que Eustaquio cambia su forma de ser y se da cuenta de que ha sido muy malo con sus primos y muy mala persona en general.

Creo que me dejo poco por spoilear... Sólo anotar otro pequeño detalle, no merece la pena verla en 3D... bueno, en 2D tampoco.

3 comentarios:

Carlos dijo...

tambien podeis comprobar que no le insisti demasiado ... :D :D :D

Neovallense dijo...

Carlos, es que fuiste muy convincente...

Por otro lado, agradecer a Spoilerblog por dejarme desahogarme y así ahorrarme una pasta en ir a especialistas en la arquitectura de la mente humana...

Juzam dijo...

De nada, Neovallense. Estamos haciendo méritos para el premio Nobel de la Paz el año que viene XD

Publicar un comentario